¿Dónde se sienten las emociones?

publicado en: Al Día | 0

Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay (05/10/2013).
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez.

Las personas hablan de las emociones, las sufren, pero la mayoría apenas las siente conscientemente. Lo que sentimos, es decir, las sensaciones y emociones, son una parte fundamental de cualquier conflicto que genere sufrimiento, y no podremos solucionar ese conflicto sin aprender a afrontar las sensaciones y emociones que lleva asociadas. La mayoría de las estrategias que utilizamos para solucionar el malestar, incluidas muchas terapias psicológicas, prescinden de lo que la persona siente, o bien tratan de controlar lo que siente, utilizando como únicas herramientas el pensamiento y la acción. …seguir leyendo

Las ideas y la vida

publicado en: Al Día | 0


Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay (05/10/2013).
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez.

Las ideas no deben ser más importantes que la realidad, y cuando decimos «las ideas» nos referimos a cualquier concepto, convicción, creencia, ideología, conclusión o interpretación de cualquier aspecto de la realidad.

Las ideas son útiles en cuestiones prácticas, como aproximaciones a la realidad, como mapas de la realidad. Pero no debemos olvidar que las ideas son una traducción, más o menos fidedigna, de la realidad…seguir leyendo

¿Qué es el sufrimiento?

publicado en: Al Día | 0

Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay (3/08/2013).
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez.

Aunque tenga muchos desencadenantes, el sufrimiento es un proceso psicológico único, es decir, cualquier tipo de sufrimiento tiene factores comunes con los demás.

En una situación que nos hace sufrir, suele haber unas circunstancias externas, lo que nos ocurre, por ejemplo, la pérdida de alguien querido, dificultades de relación en la familia o en la pareja, conflictos en el trabajo, dificultades económicas… Pero hay también unas circunstancias psicológicas internas, correspondientes a esos sucesos, que son los pensamientos, emociones y sensaciones, por ejemplo, pensar que uno no es valioso, el enfado, sentir un nudo en el estómago… El puente entre lo externo y lo interno es el comportamiento, la acción…seguir leyendo

La verdad no es subjetiva y la bondad existe

publicado en: Al Día | 0

Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay (3/06/2013).
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez.

La idea de que hay tantas verdades como personas nos aleja de la solución de los conflictos. Comprender la realidad oculta detrás de las ideas erróneas y convencerse de que la vida tiene un sentido son claves para resolver lo que nos hace sufrir.
A alguien le puede gustar más una cosa que otra, cada uno tiene sus gustos, su personalidad, sus características, pero la realidad o la verdad solo puede ser una. Cada individuo percibe la realidad según sus ideas o parámetros subjetivos…seguir leyendo

La capacidad de aprender

publicado en: Al Día | 0

Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay (19/04/2013).
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez.

Siguiendo el hilo del artículo anterior [v. Al día #18 Marzo 2013, p. 4], para comprender a fondo nuestro «funcionamiento» y resolver así nuestros conflictos, tenemos que aprender a descubrir, a entender, a investigar sobre nosotros mismos y sobre la realidad que nos rodea. Para ello necesitamos recobrar la curiosidad y la capacidad de aprender, si las hubiéramos perdido.

La verdadera capacidad de aprender no surge de memorizar, relacionar o teorizar, ni por seguir un método estricto o copiar a un experto. Aprender supone comprender, captar, darse cuenta o entender algo nuevo, algo que no comprendíamos previamente.

Para que esto ocurra, tenemos que permitir a nuestra mente… seguir leyendo

¿Es posible cambiar?

publicado en: Al Día | 0

Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay (18/03/2013).
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez.

      En el artículo anterior veíamos cómo el origen de los conflictos sociales está en las relaciones que los individuos mantienen entre sí, es decir, en los conflictos personales. Estos conflictos personales condicionan la relación con los demás  (la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, etc), y no es posible mantener relaciones armoniosas sin antes resolver estos conflictos. Si se intenta forzar a otros a que cambien  se contribuye al malestar, propio y ajeno. Sin embargo, al centrarse uno en resolver en su origen sus propios conflictos: ira, celos, codicia, competitividad, miedo, violencia, contradicciones… , se hace un bien a sí mismo y a los demás… seguir leyendo

Droga, un camino a ninguna parte

publicado en: Al Día | 0

(Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay, 14/11/2012)

La persona que recurre al consumo de sustancias,  lo que trata es de escapar de conflictos psicológicos que no sabe resolver, conflictos como la timidez, la fobia social, la inseguridad, miedo a que le vean como una persona débil, el miedo al futuro, el aislamiento, sentimiento de abandono, depresión o ansiedad. Estos conflictos personales pueden tener un origen traumático definido o ser rasgos de personalidad, o ambas cosas.

 

       El consumo de drogas y los problemas asociados a ello, son actualmente considerados una epidemia mundial. En todo el mundo ha aumentado la preocupación por los crecientes niveles de consumo de drogas tanto sintéticas, principalmente entre los jóvenes, como el consumo de fármacos de venta con receta con fines no médicos. Las benzodiacepinas, medicamentos que se prescriben como sedantes o ansiolíticos, tienen un alto índice de incidencia en muertes por drogas…seguir leyendo

La ansiedad es miedo (divulgativo)

publicado en: Al Día | 0

Publicado en Al Día, Montevideo, Uruguay, (15/12/2012)
Por María Ibáñez y Jesús Jiménez

      En la actualidad, el termino ansiedad (de latín ‘anxietas’: angustia, aflicción) se ha generalizado para referirse a una activación emocional desagradable relacionada con nerviosismo, temor y deseos de huir. La ansiedad es miedo. En los casos en que el origen de la ansiedad es identificable por la persona que la sufre, es más fácil darse cuenta de esta afirmación: la ansiedad son los síntomas del miedo. Sin embargo, en muchas ocasiones la persona no puede definir claramente el origen de esa emoción o sensaciones corporales desagradables, es en apariencia una reacción emocional intensa sin causa aparente. Esa percepción de falta de control sobre la reacción emocional, o sobre su posible origen, es a su vez un factor que aumenta la ansiedad, es decir, aumenta el temor y por tanto, aumenta la ansiedad…seguir leyendo