La felicidad…

publicado en: Blog | 9

Hoy hemos visto un artículo que dice: “la felicidad está en creer que controlas tu vida”.

Creer que controlas tu vida es un engaño, y la felicidad no se puede basar en un engaño. La felicidad es una consecuencia  de haber resuelto los errores que producen el sufrimiento.

Por María Ibáñez y Jesús Jiménez

 

9 Respuestas

  1. Alfonso

    Veo claro que la felicidad no está en creer que controlas tu vida.
    Pero, ¿está en controlar realmente tu vida?

  2. María y Jesús

    Hay cosas que hasta cierto punto se pueden controlar y otras que no. La cuestión es que, habitualmente, se trata de controlar lo que sucede en la vida escapando de lo que nos atemoriza. La felicidad no depende de controlar o no controlar, sino de resolver lo que te hace infeliz.

  3. Rosa

    Hay momentos en la vida que se descontrolan solos, y no sabes, o no puedes con ellos. Pero la felicidad es muy relativa, porque se viven momentos felices y puntuales de tu vida en que debes saber deisfrutarlos, para cuando lleguen los momentos tristes, saber afrontarlos.

  4. Rosa

    Me refiero a que la vida es una escuela, en la que nosotros somos los alumnos, y los problemas van y vienen, y de estos tenemos que aprender, porque en los momentos diliciles es ahí cuando tienes que levantar la cabeza e intentar esforzarte para superarlos con seguridad, y si no puedes pidiendo ayuda.
    En cuanto a la felicidad, creo que se encuentra en las cosas pequeñas de la vida, en detalles que pasan desapercibidos, y pensar que siempre lo mejor esta por venir, así hay que sentirlo y disfrutar que la vida es bella, hermosa y sólo se tiene una. Los momentos alegres, que ries que tus amigos, familia, o conocidos esos son los que tienes que disfrutar en ese momento, sin pensartelo dos veces,porque entonces eres feliz.

  5. Rosa

    Lo he pensado mejor y creo que cuando encuentras la paz en tu interior, en tu mente, y sabes como te afectan los problemas de los demás, y los asumes, algo cambia dentro de tus emociones y sentimientos y eso hace que encuentres la verdadera FELICIDAD. Sólo estriba que es muy difícil conseguirlo, y aprenderlo.