La competitividad con los demás, la búsqueda de poder, impide que haya una mayor y más autentica colaboración entre las personas. Es por tanto, un gran perjuicio psicológico para el bienestar social y personal. Desde la Plaza de Colón de Madrid, España.

 

Nuevo vídeo en nuestro Canal YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *