Las emociones y el tiempo

publicado en: Blog | 0

Muchas personas piensan, probablemente sin haber reflexionado sobre ello, que las emociones que se sienten en la infancia son cosas de niños, que desaparecen con la edad. Pensando de este modo, creen que con la edad uno no debería sentir temores, que no debería emocionarse con ciertas cosas, o disfrutar con cosas sencillas como un niño. Pero ser maduro no significa ser insensible, ni significa no tener emociones. 

Por un lado, las emociones que se reprimen, en la infancia o despues, que no se han afrontado y sentido conscientemente, seguirán pendientes de resolver, por mucho tiempo que pase. Los temores que no se han resuelto (y si no se han sentido conscientemente no pueden haberse resuelto), no se solucionan con el paso del tiempo, pueden volver a surgir en circunstancias adversas.
Por otro lado, la represión de las emociones, en un intento por no sufrir, anula también la capacidad de sentir alegría, de disfrutar los sentimientos gozosos de cosas aparentemente sencillas como beber un zumo de frutas, la belleza de las flores, comer un trozo de pan casero, contemplar un paisaje, el movimiento del agua, la simpatía de una persona, la ingenuidad, la brisa del mar…

Por María Ibáñez y Jesús Jiménez

Ni culpar, ni culparse

publicado en: Blog | 0

  Uno de los grandes obstáculos para solucionar los conflictos es el habito mental de culpar, bien sea culpar a los demás como a uno mismo. Tanto si se culpa verbalmente o sólo mentalmente, surgirá rabia, animadversión, odio…, y posteriormente cansancio, decaimiento. Esto no sólo no solucionará el problema original, sino que lo pondrá más dificil. // One of the biggest obstacles to conflict resolution is the mental habit of blaming, either blame others as yourself. Whether verbally or just mentally, after you blame, anger arises, animosity, hatred … and then tiredness, weakness. That habit does not solve the original problem, but it will become more difficult.

Por María Ibáñez y Jesús Jiménez

Depresión sin medicación

publicado en: Blog | 1

Según un estudio llevado a cabo en España durante tres años, y publicado en la revista European Psychiatry (Psiquiatría Europea), 8 de cada 10 pacientes abandona la medicación con antidepresivos antes del periodo prescrito. De este porcentaje, el periodo de mayor abandono es en los primeros cuatro meses. Los resultados de esta investigación, realizada por un equipo del Instituto Catalán de Salud y del IDIAP Jordi Gold de Lleida,  evidencia que el tratamiento farmacológico es altamente ineficaz como solución a este trastorno.

Los psicofármacos son medicamentos utilizados para tratar de corregir trastornos cognitivos, emocionales, perceptivos o de conducta. La realidad es que actúan sobre los procesos neuroquímicos cerebrales, alterando la producción o la percepción de los síntomas por parte del sujeto que los consume, lo cual no puede ser una solución del problema psicológico. En el mejor de los casos pueden servir de muleta, es decir, un paliativo temporal de los sintomas. Los problemas de origen psicológico, como la depresión, la ansiedad, agorafobia, etc. sólo pueden resolverse con abordajes psicológicos.

Para solucionar un problema psicológico hay que entender su origen y enfrentar los factores asociados a él, tanto emocional como racionalmente.

Por María Ibáñez y Jesús Jiménez

Baja laboral por estar triste

publicado en: Blog | 3

Hemos leido que una empresa en Japón, Hime & Company, con sede en Tokio, permite tomarse unos días de baja, pagados, por estar triste. Ofrece también bajas pagadas durante las rebajas, el personal de Hime & Company, cuya compañía de seis mujeres comercializa cosméticos y otros productos femeninos, puede tomar dos mañanas al año como “días de rebajas”, para poder ir de compras. Desde la empresa aseguran que la “baja por pena” permite a los empleados llorar sus males y volver renovados a trabajar. “Con mal de amores, todo el mundo necesita su tiempo, igual que cuando estás enfermo”, asegura el consejero delegado Miki Hiradate. (Reuters)

El malestar y el sufrimiento

publicado en: Blog | 22

El sufrimiento psicológico (ansiedad, depresión, fobias, miedos, celos, ira, culpa, envidia…) es similar al dolor en la enfermedad física, nos pone en evidencia que algo anda mal, en este caso en la conciencia. Para poderlo solucionar hay que entenderlo, no sólo con el pensamiento,  puesto que el pensamiento no puede entrar en el campo de la emoción. Para entender algo en profundidad es necesario incluir los aspectos emocionales del problema. El pensamiento es una herramienta muy útil en su campo, pero en el campo emocional no es eficaz porque es utilizado para reprimir, controlar u ocultar la emoción, nunca puede solucionarla. Las emociones han de ser abordadas emocionalmente.

Por María Ibáñez y Jesús Jiménez